Contacto:

+34 627 545 964 hola@misscelanea.es

Memorias de una Misscelánea en “artté”

Por Marisa Oliver. Siempre he querido ir a una casa de té auténtica japonesa, como las que aparecen en la película "Memorias de una Geisha", en Barcelona, hay alguna tetería regentada por japonesas que no está nada mal, pero hoy os quiero hablar de un sitio realmente auténtico, porqué han sabido reproducir ese lugar de encuentro inspirado en las casas de té de Oriente,  donde confluye la vida de la gente y cuyas puertas están abiertas a todo el mundo desde la mañana a la noche, sean eruditos del arte, viajeros, curiosos, intelectuales, amigos o personas que buscan un rincón para dejar pasar el tiempo, además de beber té.

Cada mañana desde que abrieron, hace ya casi dos años, paso con mi moto por delante para ir a trabajar en la agencia de comunicación de Barcelona, en la que trabajo desde hace ya 6 años. Hace unas semanas me llamaron para invitarme a conocer su menú degustación, y no me lo pensé dos veces, era un must to do, anotado desde hacía mucho tiempo en mi wish list de sitios a los que quería ir.

¿Qué me econtré cuando traspasé las puertas? Un lugar lleno de magia y vibración, con rincones espectaculares, un lugar lleno de cosas bonitas, y con una carta tan peculiar como curiosa. Cuando entras a Artte, das con una casa de té en la que el arte y la gastronomía se suman a la creatividad, la calidad y la conciencia como discurso que une las propuestas de un espacio multicultural y efervescente.

Mario Fradera Fonoll el creador de este espacio nos confiesa que desde muy pequeño, su padre le inculcó el lenguaje extenso y fascinante del arte: sin duda, él ha sido el motor de este proyecto. "Mi niñez y mi casa estuvieron siempre impregnados de creatividad, inundada con los cuadros que mi padre"

¿Qué más detalles os puedo explicar de este rincón?

A Artte se accede a través de un largo pasaje que se inicia en una terraza cubierta dónde se ubica “The Wall”, un muro de arte efímero en el que artistas de la talla de Delia Piccirilli, Gema Prades San Nicolás, Mateo Fumero o Coqué Azcona, entre otros, han ocupado el espacio, con actuaciones de Action Painting. Además, Artte cuenta con un espacio expositivo del artista invitado, que se mantiene durante el tiempo que permanece su mural.

¿Qué podemos comer?

Desayunos con deliciosos zumos naturales, platos ligeros y sanos a la carta, un menú de mediodía fresco y saludable, comida vegetariana, tardes de repostería casera acompañadas de café, chocolate y una amplia selección de tés... Artte ofrece una gran variedad de posibilidades para disfrutar a cualquier hora del día, en un ambiente relajado, sorprendente y creativo. Su carta de noche combina platos sugerentes cocinados con tés.

A nosotras nos sorprendió especialmente el pulpo asado con aguacate y algas o  el tartare de tomate, con sabor a tomate de huerto, sobre una cama de quinoa 🙂 , propuestas realizadas con superalimentos.

Probamos un meloso de merluza con puerro al té blanco delicioso y en los postres dimos con un tiramisú de té macha muy auténtico.

En el restaurante encuentras un lugar donde compartir, ya sea sólo o acompañado de momentos a la carta. Pásate por su web y descubre su programación, tan variada, de actividades. Y si eres tetero, pásate durante el día para hacerte con té a granel, tienen una carta muy extensa.

No hay comentarios

Agregar comentario