Contacto:

+34 627 545 964 hola@misscelanea.es

¿Te proteges del sol adecuadamente?

Cuando nos exponemos al sol nuestra piel se oscurece, debido a que la radiación estimula al cuerpo a auto protegerse mediante el incremento de un pigmento denominado "melanina", un escudo natural que se encuentra en las células de la epidermis.

A la mayoría de nosotr@s nos gusta broncearnos en verano porque nos vemos más guap@s y la ropa nos luce más, pero es que además una correcta exposición solar estimula la producción de vitamina D buena para los huesos y los dientes, tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo al promover la síntesis de seratonina, y mejora el aspecto de la piel y la calidad del sueño.

Pero no es oro todo lo que reluce. Una exposición excesiva y sin control puede provocar quemaduras, manchas y pecas, envejecimiento prematuro, cáncer de piel y debilitamiento del sistema inmunológico. Así que debemos hacerlo con conciencia.

Por todo ello hemos pensado que sería interesante recordarte algunos buenos hábitos a la hora de tomar el sol. ¡Toma nota!

  1. No hay escusas. La protección solar es un must, actualmente en el mercado podemos encontrar cosméticos para todos los gustos y colores.
  1. Mejor prevenir. Aplica la protección media hora antes de la exposición y con la piel seca, de esta forma darás tiempo a que la piel la absorba correctamente, además de evitar rebozarte de arena.
  1. ¿No se te olvida nada? Cubre toda la superficie corporal, protegiendo también manos y pies, orejas y la calvicie, o el cuero cabelludo en el caso de los niños.
  1. Ya lo sabes. Entre las 12 y las 16h mejor ponerse a la sombra. Aprovecha las horas más calurosas para recargar energía y refrescarte.
  1. ¡Ojo! Aunque esté nublado los rayos solares pasan igual, incluso debajo de la sombrilla, por el reflejo de la arena.
  1. Con una vez no basta. Después de un baño prolongado, la transpiración, o cada 2 horas, vuelve a aplicar el protector.
  1. Sé generos@. Utiliza mínimo FPS 30 en el cuerpo y FPS 50 en el rostro, sea cual sea tu tipo de piel. Prevendrás el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel.
  1. ¿Lo sabías? FPS (factor de protección solar) indica el tiempo que podemos permanecer expuesto al sol sin quemarnos. Por ejemplo, con FPS15, 15 minutos de exposición equivalen a un minuto de tu piel sin protección. Si quieres permanecer al sol por más tiempo sin quemarte aplica una crema con FPS mayor o repite su aplicación.
  1. No los confundas. Los rayos UVA o Radiación Ultravioleta que proviene del sol generan radicales libres, causan el envejecimiento y broncean de inmediato, aunque su resultado es poco permanente. En cambio los UVB, poderosas y cortas ondas de radiaciones UV, son las que provocan un mayor y prolongado efecto, dañando los ojos, causando quemaduras y cáncer de piel. Escoge protectores solares que contengan filtros frente ambos.

Espero que con esta información hayas aprendido algo más acerca de la protección solar y tengas conciencia de los riesgos de una mala exposición. El sol es bueno y necesario para la vida pero como con todo, los abusos y excesos pueden traer graves consecuencias.

Este artículo se ha elaborado gracias a los consejos de Carme Mestres, experta en belleza y cosmética

No hay comentarios

Agregar comentario